Atracción y límites en la cría de oveja

Esto es una escuela de paciencia que requiere tiempo y desarrolla el sentido de la observación…

Los criadores encontrarán una aventura fascinante. De todos los animales de la granja es probablemente el menor domesticado, el más tímido, lo mayor rebelde. Esto lo hace tanto atractivo tanto desagradable. Los que dicen que es “un montón de carne viva y estúpida ” pronuncian un juicio precipitado y erróneo. De hecho hay la actitud del pastor y las circunstancias de cría que condicionan las reacciones de un rebaño.

Efectivamente la oveja es un compañero muy particular y extraño : él no busca caricias y se queda a una distancia respetable cuando alguien llega. ¡Tiene miedo de cualquier presencia nueva, se adapta con dificultad a los cambios, no obedece a los ordenes, no soporta ningún coacción y se escapa a los ruidos insólitos! Entre un pequeño cordero que los niños carician durante algunos minutos y un carnero adulto gregario y medioso, hay un foso que arriesga de decepcionar muchas familias de aficionados.

Cordero alimentado con biberón

Moustique, cordero de 15 dias.

El espíritu del criador se relaja en la presencia de animales tan independientes. Su actividad esencial consiste en la mirada de verlos vivir : andar despacio, luego rumiar y dormir. La oveja dominante da la señal del vuelo, al contrario la más quieta tira el rebaño en el redil. El pastor mantiene un ojo sobre ellas : Especular sobre el desarrollo de un pequeño cordero, detectar la organización social, notar el comportamiento individual y constatar los cambios de actitud que dan la evidencia de una enfermedad o de un nacimiento por venir.

Actitud característica de los machos

Actitud característica de los machos

La paz, el silencio y la lentitud son esenciales al criador aceptado por sus animales. Él los visita cada día, bastante a la vez, trae unagolosina, les tranquiliza, escucha y observa.

Esto es seguramente una escuela de paciencia que requiere tiempo y desarrolla el sentido de la observación.

La cría de ovejas requiere calidades que el principiante no posee necesariamente. ¡Pero después de algunos meses el criador nota que ello es más domesticado por sus ovejas que estas son por él! Sólo la aceptación de esta realidad permite un mejor conocimiento de sí mismo y autoriza el progreso en el comportamiento de la cría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *